634 590 048 infopsico@cabanpf.com

Osteopatía en el embarazo

La Osteopatía en el embarazo no es algo nuevo, en otros países se practica con excelentes resultados desde hace años, y en el nuestro está empezando a implantarse. Sin embargo mucha gente desconoce todo su potencial.

Como futura mamá que eres, llevas dentro de ti un precioso y también creciente ser: tu cuerpo se tiene que adaptar al aumento de peso, al cambio de tu centro de gravedad, y a la falta de espacio a medida que el bebé crece. Esto puede ser todo un reto especialmente si ya existe otro pequeño en la familia y también tienes que llevarle en brazos.

Puede que experimentes dolor de espalda, dolor en las costillas o en las caderas y también puede que ahora encuentres que cosas tan sencillas como caminar, sentarte o darte la vuelta en la cama se han vuelto incómodas e incluso dolorosas.

Problemas como éstos son tan frecuentes en el embarazo que a menudo se los considera normales e inevitables. Sin embargo el dolor y la incomodidad son signos de que tu cuerpo está luchando y necesita ayuda. La mayoría de estos dolores pueden desaparecer o al menos ser mantenidos a raya.

La Osteopatía puede ofrecerte alivio en muchos dolores relacionados con el embarazo, y en condiciones concretas como la Disfunción de Sínfisis Púbica, ardores de estómago, dificultades respiratorias, articulaciones hinchadas y venas varicosas.

El objetivo es mejorar tu calidad de vida, permitiéndote disfrutar de algo tan importante como tu embarazo. La Osteopatía Obstétrica usa técnicas suaves y delicadas que son perfectamente seguras para todos los estadíos del embarazo, tanto para la madre como para el bebé.

Incluso si estás teniendo un buen embarazo, un Chequeo para el Tercer Trimestre puede ofrecerte beneficios, asegurando que todo está en orden para los cambios que van a tener lugar y para lo que se le exigirá a tu cuerpo durante el parto.

Un Chequeo Postnatal tras la llegada del bebé también puede ayudar a que te recuperes con mayor rapidez del parto. El objetivo del tratamiento en ese momento es aliviar a los músculos, ayudarles a recuperar su tono, reequilibrar la pelvis y el sistema de fascias y membranas del sistema nervioso que casi siempre quedan afectados tras un parto.

También puede ayudarte a aliviar el dolor de espalda debido a la lactancia y a llevar a tu hijo en brazos.

A continuación se detallan los distintos tipos y momentos de actuación:

Tratamiento Previo al Embarazo

  • Un tratamiento Osteopático general equilibra el funcionamiento de los distintos sistemas involucrados en el embarazo y ayuda a disminuir el estrés acumulado en el cuerpo.
  • Chequeo /Tratamiento de la esfera ginecológica para detectar y eliminar adherencias, falta de movilidad y disfunciones del útero.
  • Alineación pélvica que disminuye el estrés de los ligamentos del sacro.
  • Técnicas craneales que optimizan el funcionamiento normal de la glándula pituitaria, responsable de la correcta liberación hormonal necesaria para todos los procesos del embarazo, como pueden ser: preparación del útero para la implantación, cambios de humor, etc.
  • Técnicas viscerales y respiratorias que mejoran el retorno venoso y linfático para la prevención de edemas, varices, piernas cansadas, etc.

1º Trimestre

  • Manejo de la ansiedad, el estrés y eliminación de las hormonas producidas que pueden llevar a padecer estreñimiento, picores…
  • Tratamiento de la pelvis: sacro, coccis, músculo psoas, y cualquier lesión musculoesquética previa.
  • Cambio del centro de gravedad en el 2º trimestre
  • Osteopatía craneal que influye en el nervio vago y el diafragma para reducir los síntomas de nauseas matinales.

 

2º Trimestre

  • Tratamiento de la congestión venolinfática: edemas, piernas cansadas, calambres, etc.
  • Dolor dorsal y de costillas, que en ocasiones impide conciliar el sueño e incluso respirar con profundidad.
  • Estiramiento de los ligamentos uterinos.
  • Flexibilización del suelo pélvico.
  • Infecciones urinarias.
  • Prevención de anemia ferropénica a través de la alimentación.
  • Prevención y co-ayudante en el tratamiento del riesgo del parto prematuro y contracciones previas.

 

3º Trimestre

  • Disminución de la tensión lumbar, púbica, uterina y pélvica.
  • Disminución de síntomas como ciática, dolor púbico, calambres en las piernas y edema.
  • Maximizar la movilidad pélvica y sacra para el mejor desarrollo del parto.
  • Prevención y co-ayudante en el tratamiento del riesgo de parto prematuro y contracciones previas.

 

Chequeo Post-Natal

  • Recuperación tras el proceso del parto.
  • Tratamiento del arrastre de las fascias por el esfuerzo del empuje en el parto.
  • Eliminar el dolor cervical y de espalda debido a la lactancia y a llevar el bebé en brazos.
  • Drenaje linfático para reducir la inflamación y las molestias del pecho y disminuir la posibilidad de desarrollar mastitis.
  • Tratamiento de la cicatriz de la cesárea y prevención de las adherencias.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This