634 590 048 infopsico@cabanpf.com

Preguntas Frecuentes

Preguntas Frecuentes Psicología

Qué es la psicología

La psicología es la ciencia que estudia la conducta de los individuos y sus procesos mentales, y abarca todos los aspectos del comportamiento humano.

Existen distintas escuelas o teorías dentro de la psicología que enfocan sus esfuerzos en distintos aspectos de ésta: EMDR, Cognitivo-Conductual, Psicodinámica, Humanista, etc.

La psicología desarrolla métodos efectivos acerca de cómo pueden cambiar las personas su comportamiento si lo desean, ayudándoles a reducir el sufrimiento, a aprender habilidades nuevas, y a conocerse mejor a sí mismos.

Qué es un psicólogo

Un psicólogo es una persona que tiene un título profesional en Psicología y que ejerce la práctica de la misma, para esto debe poseer el grado académico de Licenciado en Psicología y haberse colegiado en el Colegio Oficial de Psicólogos de la jurisdicción donde ejerce.

Los psicólogos son expertos del comportamiento humano, y lo estudian en sus diferentes ámbitos desde un enfoque científico; también son los únicos capacitados para aplicar terapia psicológica, y las distintas estrategias y técnicas que están contrastadas por la investigación. El psicólogo da apoyo y asesora a personas individuales, familias, grupos e instituciones.

Los psicólogos deben seguir un comportamiento ético en la práctica de su profesión (ver código deontológico del psicólogo).

Cómo saber si necesito ayuda psicológica

La búsqueda de ayuda psicológica es una elección individual. En otras palabras, es la propia persona la que debe decidir si acudir o no al psicólogo, y el momento en que hacerlo. Los psicólogos no buscamos a nuestros pacientes, esperamos a la persona esté preparada para dar ese paso.

La gente acude a psicoterapia por muchas razones.

  • Algunos buscan orientarse con respecto a cambios inesperados en sus vidas (la pérdida de un ser querido, divorcio-separación, una enfermedad o problemas de relaciones interpersonales, etc.);
  • otros acuden cuando tienen preocupaciones y problemas que provocan dolor emocional (depresión, adicciones, pobre imagen de sí mismo/a, trastornos en la alimentación, problemas de ansiedad, dificultad en la toma de decisiones, etc.);
  • también se suele acudir cuando se ha seguido un tratamiento con psicofármacos y los problemas persisten, se han agravado, o no se percibe efectividad por medio de estos tratamientos;
  • mientras otros buscan un proceso de autoexploración y crecimiento personal. Cuando se ven avasallados por culpas, dudas, ansiedades ó desesperanza, la terapia puede ayudar.

La psicoterapia provee apoyo, habilidades para la resolución de problemas, y mejores defensas para problemas emocionales como la depresión, ansiedad, baja autoestima, problemas interpersonales, problemas de la infancia sin resolver, duelo, manejo del estrés, problemas de la autoimagen corporal, bloqueos creativos, etc.

A lo largo de la vida, nos enfrentamos con situaciones que nos hacen sufrir, muchos de estos momentos los podemos superar solos, con la ayuda de la familia, la pareja, los amigos. Pero hay veces que el problema nos supera, que no somos capaces por nuestros propios medios de salir del sufrimiento. En esos momentos es muy acertado pedir ayuda psicológica, con la cual podamos adquirir nuevas alternativas, nuevas perspectivas, y que nos podría ayudar a aprender nuevos recursos y habilidades para afrontar la situación de una manera diferente.

Cómo puedo saber si me puede ayudar un psicólogo

La psicoterapia es un proceso complejo, pero sustancialmente podemos definirla como una relación de ayuda donde se crea una ambiente colaborativo y de confianza entre el terapeuta y el cliente, enfocado a la solución de los problemas emocionales, en que se dirige y estimula el cambio de comportamientos, pensamientos y emociones, a través del aprendizaje y práctica de diversas técnicas y procedimientos clínicos basados en la investigación científica.

Tras el primer encuentro con el profesional se puede saber con cierta seguridad si puede ser de ayuda. Lo primero que hay que valorar es si uno se siente confiado/a con él/ella. Desde luego, esto no significa que tenga que convertirse en un amigo ni en una especie de confidente; esto no sería una relación profesional, pero es fundamental sentirse respetado en su individualidad y sus opiniones. Es importante confiar en el terapeuta, puesto que de no ser así, se puede tender a ocultar información importante, no implicarse lo suficiente en el proceso o abandonar prematuramente el tratamiento.

Qué beneficios puedo obtener de acudir a un profesional de la psicología

Hay varios beneficios que se pueden obtener al acudir con un profesional de la psicoterapia. Muchas veces ayuda el simple hecho de hablar con alguien que tenga la habilidad de escuchar y comprender sin juzgar. El psicólogo puede ofrecer una perspectiva fresca y neutral sobre un problema difícil, o ayudarle a poner las cosas en perspectiva. Mucha gente encuentra en el terapeuta un gran apoyo para el crecimiento personal, para mejorar las relaciones interpersonales, las relaciones familiares, o sencillamente para hacer los problemas de la vida más llevaderos.

Los beneficios de la terapia dependen en gran medida en cómo se implique en el proceso, y ponga en práctica lo aprendido en las sesiones. Algunos de estos beneficios pueden incluir:

  • Obtener un conocimiento más profundo de su propia persona; sus metas y sus valores.
  • Desarrollo de habilidades para mejorar sus relaciones interpersonales.
  • Encontrar soluciones para los problemas o preocupaciones que le llevaron a buscar ayuda psicológica.
  • Encontrar nuevas formas de lidiar con el estrés y la ansiedad.
  • Manejo de ira, depresión y otras presiones emocionales.
  • Mejora de las habilidades de comunicación – aprender cómo escuchar a los demás, y lograr que los demás lo escuchen.
  • Deshacerse de hábitos no saludables – romper con viejas conductas y desarrollar nuevas.
  • Descubrir nuevas formas de resolución de problemas.
  • Mejorar su autoestima y su autoconfianza.
La terapia es absolutamente confidencial

En general, si.
Sin embargo existen algunos limitantes a esta regla, como lo son:

  • Consentimiento expreso del cliente.
  • Cuando dicha evaluación o intervención ha sido solicitada por otra persona – jueces, profesionales de la enseñanza, padres, empleadores, o cualquier otro solicitante diferente del sujeto evaluado-.
  • Violaciones de los derechos humanos, malos tratos o condiciones de reclusión crueles, inhumanas o degradantes de que sea víctima cualquier persona y de los que tuviere conocimiento el psicólogo en el ejercicio de su profesión.
  • Si un cliente tiene intención de dañarse a sí mismo. El terapeuta hará todo lo posible para obtener su cooperación en asegurar su seguridad.
Qué tengo que preguntar al psicólogo

Al acudir a un psicólogo, está adquiriendo un servicio sanitario profesional. Por eso conviene estar bien informado de una serie de cuestiones formales y de procedimiento. No tema preguntar al psicólogo sobre los siguientes temas, tal y como lo haría a cualquier otro profesional que le prestase cualquier tipo de servicio:

  • Tipo de terapia y efectividad de la misma, duración aproximada, etc.
  • Experiencia y formación del psicólogo, especialización, número de colegiado, etc.
  • Honorarios y forma de pago.
  • Periodicidad de las sesiones y duración de las mismas.
  • Confidencialidad y normas deontológicas.
Qué debo esperar de las primeras visitas

La primera visita sirve de toma de contacto. Como se ha indicado en otra pregunta frecuente (¿Cómo puedo saber si me puede ayudar un psicólogo?), es en esta sesión en la que sabremos si el psicólogo nos puede ayudar.
También, durante esta primera visita, el psicólogo tomará contacto con el problema, haciéndole preguntas sobre su vida, trabajo, relaciones, etc. con el objetivo de formular una hipótesis inicial sobre las causas y las posibles soluciones.

Las siguientes sesiones se dedican a la evaluación del problema, mediante entrevistas, cuestionarios, autorregistros y otros métodos. Este proceso de evaluación suele durar entre 2 y 5 sesiones, dependiendo del problema.

Es importante tratar de ser lo mas sincero y objetivo posible, esforzarse en hacerse comprender. El psicólogo irá haciendo resúmenes de la información que se le da, y a partir de estos datos diseñará las estrategias a seguir, explicando claramente la naturaleza del problema y la efectividad de los tratamientos que se van a utilizar.

Hay que destacar que la psicoterapia no consiste en únicamente hablar, sino en aprender formas efectivas de afrontar los problemas que deben ponerse en práctica entre sesiones. El clínico dirige técnica y humanamente este proceso, pero es el cliente el que lo aplica a su propia vida.

Qué debo esperar del curso de la terapia

Es en esta fase en la que el psicólogo pone en estrategias concretas para afrontar la raíz de los problemas y así aliviar y eliminar los síntomas, en función del tipo de problema y la evaluación realizada.

Se trata de un trabajo progresivo paso a paso en el que se pueden entrenar habilidades que no tenga el paciente.

El objetivo de todo tratamiento psicológico es que la persona se convierta en su propio terapeuta y sea capaz de afrontar los problemas con éxito sin necesitar el apoyo de nadie, creando confianza en uno mismo y seguridad. Esta fase de seguimiento es útil para que la persona compruebe por sí misma que puede superar los problemas, y para resolver dudas sobre el futuro, previniendo posibles situaciones problemáticas y cómo afrontarlas. Aquí termina el tratamiento, pero el aprendizaje continúa, porque siempre van a haber oportunidades de practicar lo aprendido, y seguir madurando con la experiencia.

Qué diferencia hay entre un psicólogo y un psiquiatra

Un psiquiatra es un médico, y por lo tanto se encargará del tratamiento psicofarmacológico. En pacientes con sintomatología grave será necesaria la intervención psiquiátrica para poder estabilizar y reducir los síntomas.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This