634 590 048 infopsico@cabanpf.com

El cerebro del niño

19

MARZO, 2017

Cuando tengo que recomendar un libro a una madre o un padre, sin dudar el primero que me viene a la mente es éste.

Se puede entender como un manual de Apego Seguro. Sus pautas, ejemplos, dibujos y tablas por edades hacen de esta publicación la más accesible y útil para entender el funcionamiento y fases evolutivas del cerebro del niño. Si tenemos el cerebro del niño en mente, es mucho más fácil entender y leer las necesidades de apego de nuestros hijos, de nuestra pareja, de nuestros pacientes. Y es que este libro no sólo es para padres, es un estupendo manual para aplicar a cualquier edad.

Los dos libros de esta colección

Antes de nada tengo que lanzar un aviso a navegantes. Para poder dar apego seguro a tu hijo o hija, todo lo que viene en el libro tiene que salir de dentro… ¿qué quiere decir esto? antes de adentrarme en la terapia EMDR, desde la perspectiva cognitivo conductual, pedía a madres y padres aplicar pautas, poner límites, dar refuerzos… todo esto es un cambio de fuera hacia dentro, y los resultados no solían ser los deseados, o si había éxito, esto se hacía desde la perspectiva del apego evitativo (ya trataremos el tema del apego evitativo en otro post). Desde que empecé a formarme en EMDR y cuando empecé a aplicarlo, en 2010, me di cuenta del poder que tiene que los cambios sean de dentro hacia fuera. Una vez que nuestro interior está preparado, con tener la información adecuada, hacemos lo que es correcto.

Ese cambio de dentro hacia afuera implica SENTIR CIERTO que es el adulto, la madre, el padre, la abuela, la cuidadora, el abuelo, el profesor, el responsable de que el niño (bebé, niño, adolescente) esté bien. Sentir cierto que los adultos somos los responsables de aceptar incondicionalmente, amar incondicionalmente a nuestros niños y adolescentes. Somos los responsables de dar ejemplo, de poner normas y límites, y de hacer todo esto desde el cariño y el respeto hacia estas personitas. Una vez nos hayamos comprometido desde dentro (de forma genuina, desde todas las partes de uno mismo) con esta fantástica exploración de la crianza y educación, entonces, estas pautas tendrán sentido y serán eficaces.

Sobrevivir y progresar, conectar con el niño, redirigir, dar sentido a sus emociones, poner palabras, reparar, y amar, siempre amar

El libro comienza explicando algo que sucede una y otra vez en terapia, y en la vida. Los momentos de crisis son las oportunidades para progresar, para aprender. Ser conscientes de en qué orilla nos encontramos con nuestros hijos, en la orilla de la rigidez, o en la orilla del caos, nos permitirá hacer los cambios necesarios para permitir que nuestros pequeños se desarrollen de forma sana. Aprender a fluir entre las dos orillas es un reto para cualquiera, pero es un reto estimulante, y veremos múltiples oportunidades de corregir el rumbo, siempre aprendiendo a navegar, cada vez que rocemos de nuevo alguna de las dos orillas.

Primer paso entonces, entender que todas esas situaciones que son difíciles con nuestros hijos, en realidad son oportunidades de cambio. Haz una lista de esas situaciones difíciles: algunas mamás lo pasan mal en las horas de las comidas, ya que sus hijos o no comen, o tardan una eternidad, o se levantan y no hacen caso… hay papás y mamás que identifican como problema la hora de sentarse a hacer las tareas escolares… en otros casos es el momento de ir a la cama, o cómo se relaciona la pequeña con los niños en el parque, etc.

Fíjate en una de esas situaciones. ¿Cómo te sienes cuando esto sucede? ¿qué dice de ti como madre o padre que esto suceda?… primero habrá que hacer un poco de trabajo en autorregulación, en tu autorregulación, en que tu (la adulta, el adulto) puedas estar en esa situación regulado emocionalmente, es decir, ni fuera de ti, ni desconectado de la situación.

Una vez que estés lo más regulado posible, conecta con tu hija o hijo, ¿qué emociones está sintiendo? ¿qué necesita de mi ahora?. Muchas veces lo único que necesitan nuestros hijos es que comprendamos que son niños, y que no tienen la capacidad de estar tranquilos si están cansados, que no pueden concentrarse bien si hay distracciones muy atractivas, que están enfadados y confusos porque mamá y papá están pasando una mala época en la pareja.

Si tu hijo o hija está demasiado activado (desregulado), tendrás que ayudarle a volver a un punto más equilibrado. Una vez conseguido esto podrás reconducir la situación. Y en estos libros podrás encontrar muchas formas de reconducir, dependiendo de qué esté sucediendo, de la edad del niño o niña, de su necesidad concreta.

Así que ya sabes, este libro debe formar parte de tu biblioteca. Ahora deja de leer y conecta un poco con tus propias necesidades y vive conectado.

LIBRO

«Daniel Siegel y Tina Payne Bryson han escrito una guía magistral y fácil de leer para ayudar a desarrollar la inteligencia emocional de los niños. Este brillante método convierte las interaciones cotidianas en valiosas oportunidades para moldear el cerebro. Cualquiera que se preocupe por los niños -y que quiera a un niño- debería leer El cerebro del niño.» Daniel Goleman, autor de Inteligencia emocional

LIBRO

Basado en el bestseller mundial El cerebro del niño, el aclamado neurocientífico Daniel J.Siegel y la experta psicoterapeuta Tina Payne Bryson han creado este cuarderno de ejercicios como material de apoyo para ayudar a entender a padres y educadores , desde un punto de vista científico, pero a la vez comprensible, cómo se desarrollo el cebrero de sus hijos y qué pautas les servirán para superar los retos que acompañan a cada etapa del crecimiento. Este cuaderno es una herramienta práctica, con gráficos, ilustraciones, actividades y dibujos para que los padres alcancen una mayor comprensión y conexión con sus hijos, y además, adquieran conciencia de ellos mismos como padres.

LIBRO

Una guía imprescindible para orientar y alimentar el desarrollo mental de tu hijo.
Por los autores del best seller internacional El cerebro del niño.
Los autores de El cerebro del niño, Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson, analizan, en esta ocasión, el desafío primordial en la educación de los hijos: la disciplina. Haciendo hincapié en el fascinante vínculo entre el desarrollo neurológico del niño y el modo en que los padres reaccionan ante la mala conducta de este, La disciplina sin lágrimas proporciona un efectivo y compasivo «mapa de carreteras» para afrontar las pataletas, las tensiones y las lágrimas sin montar un número.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This